Las crisis de pareja y las matrimoniales

Habitualmente se producen crisis de pareja que casi siempre se deben a problemas sexuales o personalidades incompatibles. Los problemas sexuales surgen muchas veces por el nacimiento de un niño, en que la atención se centra plenamente en él.

Además, los enamorados dejan de hacer planes solos, dejando así de cuidar la relación. Otras crisis de pareja pueden desencadenarse a partir del problema de infertilidad o la falta de comunicación.


Durante el tiempo de crisis en la relación, aparecen sentimientos que hacen descender la autoestima. Pero, ¿qué es lo más importante en estas ocasiones? Pues bien, ante todo lo más importante es asumir el problema, guardar la calma y afrontarlo con seguridad, intentando deshacerte de estos sentimientos desagradables y despejarte intentando que mejore tu estado de ánimo.

Para ello, las opciones serán, leer, salir o hacer cualquier cosa que te guste.

En múltiples ocasiones, se intenta excluir la culpa de uno mismo, cargando todo el peso a la persona con la que comparte la vida, pero esto no es así. Para cambiar lo que falla hay que identificarlo.

Se deben tener en cuenta aspectos como la dificultad económica, relaciones extramatrimoniales, el descuido de uno mismo, la falta de atención al cónyuge, el estrés por el trabajo o los hijos o la falta de comunicación. Estos son aspectos que muy comúnmente provocan épocas difíciles en las relaciones amorosas de las parejas.

Cómo solucionar la crisis matrimonial

El primer paso para poder dar solución a todos los tiempos difíciles a los que se ve sometida una relación es admitirlo y ser capaz de hablar con tu pareja, siendo importante expresar los sentimientos y mostrar a la otra persona que realmente harás cualquier cosa por salvar lo que os une.

crisis de pareja

Evitando en estos casos cualquier discusión, ya que lo que intentamos es solucionar y resolver conflictos. Para ello es imprescindible armarse de paciencia, entereza, valor y sobretodo, saber escuchar y respetar.

Todo esto va a necesitar un tiempo para disfrutarlo juntos y solos, dejando a un lado otros aspectos de la vida y centrarse por unas horas e incluso días en todo aquello que algún día os unió. Esto se puede acompañar de un viaje romántico que reavive el amor y la pasión.

Por otro lado, en el caso de no ser capaces de llegar a un entendimiento y mutuo acuerdo entre ambas partes, cabe la posibilidad de consultar a un profesional sobre el tema de relaciones de pareja.

A pesar de estos consejos, quien mejor sabe que es lo que llevó a esta situación es uno mismo, por lo que nadie mejor que usted sabrá que actitudes y cambios pueden hacer salvar esta relación.

¿Es solo una crisis de pareja o se produce la separación?

El que una crisis de pareja termine en separación, va a depender de la actitud que adopte cada miembro de la pareja. Después de una etapa difícil puede suceder que se refuerce la unión o bien que se rompa definitivamente, llevando a cabo la separación.

Con todo esto, lo que tenemos que entender es que no debemos cuestionar si esto va a ser el fin o no, sino que la pregunta que nos va a llegar a la cabeza va a ser “¿quiero realmente que todo termine así y ahora, o vale la pena intentarlo de nuevo?”

Algunos aspectos que nos ayudarán a contestar esta pregunta serán los siguientes: los sentimientos que se alojan en el interior de uno mismo, el camino que en el presente y el futuro cada miembro quiere seguir, la confianza, el deseo y la necesidad de estar junto a él/ella.

No obstante, en estas ocasiones, la mente no es totalmente fiel a nuestro corazón, lo que significa que las emociones como la tristeza, pueden alterar y confundirnos en nuestras decisiones. Por ello, es importante para todos es tener la mente fría y hablar con otras personas de confianza, desahogándose de todo aquello que hace sentir mal.

Finalmente, si la decisión que se toma es separarse, en las parejas, lo más importante en el caso de tener familia, será velar por el bien de los hijos, intentando por lo tanto, mantener una relación cordial y de entendimiento ya que la educación de los niños en común, correrá a cargo de los dos.

De esta manera, la ruptura no se debe tomar como una derrota sino que va a ser una oportunidad para iniciar una nueva vida.

Cómo dejar la crisis matrimonial atrás y llegar a ser la pareja ideal

En ocasiones no debemos fijarnos tanto en las cosas malas y que nos producen dolor, hay que aprender a mirar que es lo que nos hace feliz al lado de otra persona. Estas condiciones que os traerán felicidad, las nombramos a continuación.

  • Visualizar un camino juntos, en los que ambos podáis participar de proyectos nuevos y que provoquen la unión de personalidades y sentimientos.
  • Notar complicidad, conocerse bien y ser detallista mostrando así los sentimientos y lo importante que resulta la persona para ti.
  • Existe la necesidad de sentirse a gusto y bien al lado de la otra persona.
  • Provocar el deseo y la pasión, así como amor y ternura.
  • Dar libertad y plena confianza. Para ello será imprescindible la sinceridad.

¿Te gustaría saber cómo solucionar los conflictos con tu pareja?

Probablemente te estés preguntando cómo puedo saber tanto sobre este tema, pero la verdad es que todo lo que he aprendido me lo ha dado la experiencia.

He pasado por distintos tipos de novio y problemas de pareja (infidelidades, relaciones sexuales insatisfactorias, demasiada protección, etc.) y tras un largo periodo de tiempo creo haber comprendido de verdad cómo encontrar el equilibrio y la solución a los problemas de pareja.

Desde siempre me ha gustado ayudar a otras personas, así que todo lo que he aprendido lo he plasmado en un libro que yo misma he titulado “Soluciona los problemas de pareja”. ¿Quieres descubrir más acerca de mi método para por fin poder disfrutar de una relación sana y duradera?

¡Sí, quiero disfrutar de una relación larga y duradera!

soluciona los problemas de pareja: el libro

Recomendados para ti:

1 Estrellas1 Estrellas1 Estrellas1 Estrellas1 Estrellas (No existen valoraciones)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *