3 historias de amor y desamor reales

Con estas historias de amor te enseñaré cómo es posible que por amor se hagan los hechos más insólitos. Además, podrás ver como en algunos casos una historia preciosa de amor se torna trágicamente triste. Son cortas y bonitas, algunas tristes e imposibles, pero todas están pensadas para reflexionar sobre lo más profundo del amor.


El amor se presenta de muy diversas formas y debemos saber aprovecharlo, ya que es una de las cosas que hacen que la vida sea mágica. Estoy segura de que te conmoverán y te harán reflexionar.

3 historias de amor y desamor reales

Historia de amor bonita

Ambos tenían 16 años cuando se conocieron. Cuando ella le conoció a él ni se inmutó. Es por ello que choca lo que él sintió por ella. Sin duda, era la mujer.

Sus ojos castaños tenían algo que la hacían distinta a toda otra mujer, pero estas cortas palabras no hacen justicia sobre las bonitas que eran todas las partes de su cuerpo.

Durante año y medio, él la buscó desesperadamente. Le escribía todos los días poemas y trataba de buscar su corazón, pero este era de otro.

Pasaban los días y el cada día estaba más desesperado por conseguirla hasta que un día logró tocar la tecla correcta. Ese día su sonrisa resplandeció como no lo había hecho ningún otro.

Ambos se miraron, pero el beso no llegó, faltaban todavía meses para ello.

Fue una dura conquista, centímetro a centímetro luchó fervientemente por alcanzar su sonrisa hasta que tras dos años lo logró. El beso fue lo mejor que había recibido en su vida. Permanecieron mucho tiempo juntos y nada los logró separar.

Historia de amor imposible

Dicen que nada en el amor es imposible, esta historia demuestra que esto no es así.

Ella era una chica normal, no tenía dinero, ni falta le hacía. Él era un chico adinerado, de familia bien, tradicionalmente vinculada al Régimen. Coincidió con ella casualmente en un instituto público.

Él tenía algo, era la clase de persona con personalidad de líder, carismático e inspirador. Ella, sin embargo, era una chica normal, buena persona y de rasgos tímidos. Ella se enamoró perdidamente de él.

No obstante, no todas las historias de amor tienen un final feliz, de hecho, a veces no tienen ni final. Él simplemente se dedicó a ignorarla durante todo el instituto ya que ella no daba paso alguno. Además, su amor no era posible ya que este tenía un matrimonio concertado. No pudo ser…

Historia corta de amor

En el día de hoy celebramos nuestras bodas de oro. Él me dio una sonrisa y me susurró: “Ojalá nos hubiéramos conocido antes”.

Historia de amor para reflexionar

Esta historia me marcó. La verdad es que es muy curiosa:

Los dos comenzaron profundamente enamorados, se querían muchísimo, sin duda eran la pareja ideal. Con el paso del tiempo cada vez estaban más unidos y su amor crecía. Hasta que apareció Sara.

Sara era una chica espectacular en lo física, morena con rizos ondulados y exuberantes pechos. Su cintura era estrecha y sus piernas interminables.

Él se encaprichó de ella, estaba loco por tenerla en su cama. De hecho, es que no quería nada más con ella. Tenía muy claro sus sentimientos hacia su novia.

Al final, parece que lo consiguió, la besó y la llevó a su piso, lo que él no sabía es que en la puerta estaba su novia. Por lo visto, le habían tendido una trampa. Él se quedo en shock y obviamente la pareja se rompió.

Lo que me marcó tanto de esta historia es que él quería mucho a su novia ¿De verdad se arriesgó a perderla por unos minutos de placer? ¿De verdad se podía ser tan osado e imprudente? La verdad es que la primera vez que me lo contaron no me lo creía. A día de hoy me sigue sorprendiendo.

Historia de amor triste

Esta, desgraciadamente, resulta ser una historia muy común en nuestro país.

Eran una pareja que había vivido prácticamente de todo. Desde la Guerra Civil o la Dictadura hasta la llegada de la democracia. Ambos con optimismo habían vivido tanto los mejores como los peores momentos del país.

Pero él, economista, trabajador incansable, solo tenía un defecto, un pequeño vicio. Este vicio era peligroso y te atacaba poco a poco.

Mucha gente en su época lo tenía porque desconocía sus efectos.

Al final, llegó el terrible diagnóstico: cáncer de pulmón. El tabaco le había costado su sentencia de muerte.

Ella en sus últimos suspiros le tomó sus manos y le dijo: Gracias, gracias por todo lo que me has dado. No sé si hay algo tras la muerte, pero sea lo que sea espero que me estés esperando.

Tu historia

Ya te hemos contado algunas historias de amor, pero ¿cuál es la tuya? ¡Envíanos un comentario con tu mejor historia románticas! ¿Te animas?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
5,00/5 (1 votos)
Cargando…
Deja tu comentario