Pensamiento positivo: 9 claves para cambiar tu forma de vida

El poder del pensamiento positivo es increíble, ya que los agentes externos como los malos pensamientos, las habladurías de la gente o los problemas más cotidianos del día a día se convierten en algo que podemos llevar con una actitud positiva, sin dejar de estar felices. Dicho de otra manera, seguro que nos lo tomamos con mucha más filosofía.

Sin embargo, adoptar un comportamiento de este tipo bastante complicado, y en muchas ocasiones necesitaremos ayuda si queremos encontrar el optimismo y la manera de gozar una mente positiva.


Por ello, si quieres alcanzar pensamientos positivos y descubrir el poder de estos y su consecuente influencia que puede tener en nuestra vida, continúa leyendo el artículo. Descubrirás consejos que te ayudarán a adoptar una actitud más positiva y te dotarán de un mayor optimismo.

Pensamiento positivo

Consejos para conseguir una actitud positiva

1. Encuentra lo que te hace infeliz

En muchas ocasiones no podemos tener un pensamiento positivo y carecemos del optimismo necesario porque hay algo que no nos está haciendo felices. Sin embargo, para evitar alterar nuestra vida, preferimos que todo siga igual y no cambiamos nada. Sin embargo, debemos cambiar esta manera de pensar. Tienes que ponerte a meditar en todas las cosas que hay en tu vida, y observar aquellas que te hacen infeliz.


Puede que sea algún problema familiar, más serio o más grave, una pelea con tu pareja, amigos no deseados, una mala época en los estudios o en el trabajo, y otra serie de problemas graves. En cualquier caso, debes estar dispuesto a encontrar aquello que está bloqueando tu actitud positiva y tu mente positiva, y tratar de salir de ese problema. Ya sea cortando de raíz con tus dilemas, ya sea tratando de ponerles solución.

2. Afirmaciones positivas: toda una meta

También podemos encontrarnos en el caso de ausencia de reflexiones positivas por una baja autoestima o un exceso de pesimismo. Cuando una persona tiene una mente negativa, sin darse cuenta, atrae energías negativas hacia sí, de tal manera que no solo parece ser que todo lo malo le ocurre a esta persona, sino que además se lo toma peor que el resto de personas.

Es muy importante en este punto el papel de estas. Si en lugar de pensar que algo nos va a salir mal o que todo va a ser un desastre, nos esforzamos por llenar nuestra mente de afirmaciones positivas, puede ser que consigamos empezar a ver las cosas con más optimismo.


Las afirmaciones positivas son vitales para cambiar nuestra forma de vida. No podemos pretender tener una actitud positiva ante la vida si en lugar de pensar en estas, estamos siempre pensando que la vida no nos trata bien.

3. Pensamientos positivos cortos

Además de las afirmaciones positivas, los pensamientos positivos cortos son también de una relevancia y extrema, y ambas cosas están unidas. Son aquellos que nos permiten cambiar la rutina de una actitud pesimista a una actitud positiva, que nos llenan de optimismo y vitalidad. Debes analizar la cantidad de veces que puedes pensar mal en un día y recordarlas o apuntarlas en una libreta. Después reflexiona sobre ello, y trata de sustituir todo ello por formas de pensar más positivas.

Piensa en que esto puede beneficiar mucho a tu estilo de vida. En lugar de levantarte de la cama y pensar ‘’vaya, otro día más, será tan malo como el anterior’’, podemos pensar positivamente: ‘’el día de ayer no fue bien, pero hoy será mucho mejor, me lo he prometido a mí misma’’.

Pensamiento positivo

Cambios en la mentalidad como el anterior pueden ayudarte a conseguir una mente positiva llena de optimismo, ya que los pensamientos cortos y positivos son una manera de convencernos a nosotros mismos de algo.

4. Mente positiva: aprecia lo bueno que hay en tu vida

Todo lo anterior es mucho más sencillo si somos capaces de apreciar los aspectos buenos de nuestra vida. Si somos capaces de abrirnos y actuar con optimismo, deberíamos fijarnos en que estamos rodeados de aspectos positivos.


Una familia estupenda, una pareja inigualable, unos amigos leales o un éxito profesional o académico son cosas que tenemos que aprender a valorar, así como las pequeñas metas que nos hemos propuesto y que hemos ido consiguiendo. Tomar una actitud positiva con respecto a estas cuestiones es importante, ya que constituye lavase de todo el trabajo que debemos realizar.

5. No prestes atención a quien no la merece

Muchas personas que nos rodean pueden tener energías negativas que no dejan que llegue a nosotros el poder del pensamiento positivo porque lo bloquean, y porque les damos demasiada importancia. Réstale relevancia a este tipo de personas tóxicas, ahora mismo solamente importas tú y la actitud positiva que tomes para ser feliz.

Lo que merece la pena, merece la pena. Tienes que aprender a diferenciar lo que es un problema grave de lo que no lo es, y actuar en consecuencia.

6. Actitud positiva: hazte más caso

Es esencial que nos preocupemos más por nosotros mismos. Lo empezaremos a notar si actuamos de una manera que posea cierto toque de egoísmo. Por supuesto que hacer feliz a la gente está bien, y no podremos mantener nuestras relaciones si estamos constantemente pensando en nuestro bienestar.

Sin embargo, intentar complacer siempre a todo el mundo, en lugar de pensar en nosotros mismos es una actitud contraria al pensamiento positivo. Debes aprender a identificar qué es lo que quieres en cada momento, qué es lo que necesitas o qué puede venirte bien. No tengas miedo de decir que no alguna vez.

7. Encuentra hábitos saludables

Una buena manera de mejorar nuestro estado de felicidad es llevando a cabo hábitos saludables o intentar cambiar un poco nuestro estilo de vida. Notarás cómo empieza a llegar el optimismo si podemos desahogarnos leyendo, dibujando o haciendo ejercicio.

Pensamiento positivo

8. Organiza tu vida

Una manera muy efectiva de tener una actitud más positiva y un estilo de vida menos agobiante es organizar lo que tenemos que hacer en cada momento. Si tenemos una vida caótica, es probable que nosotros mismos estemos bloqueando la llegada de pensamientos positivos, de tal manera que organizar un poco las actividades del día a día puede ayudarnos si seguimos, además, los consejos anteriores.

9. Infórmate más sobre el tema

A día de hoy en internet podemos encontrar mucha información acerca del pensamiento positivo. Buscar sobre y aprender sobre el tema, sobre determinadas pautas, ejercicios y hábitos que podemos llevar a cabo para empezar a cambiar nuestro estilo de vida.

Frases de pensamiento positivo cortas

Esta es nuestra selección de las mejores frases de pensamiento positivo cortas, ¡espero que os gusten!

No pienso en las adversidades, pienso en la hermosura que nos queda – Ana Frank.

La actitud es un sencillo detalle que puede marcar grandes diferencias – Winston Churchill.

Somos lo que cavilamos. Todo lo que somos surge a raíz de nuestros pensamientos. Con ellos construimos el mundo – Buddha.

Si pones entusiasmo en lo que realizas, sientes la energía positiva – Paulo Coelho.

No vivas para que tu presencia se note, sino para que tu ausencia se sienta – Bob Marley.

Si no escalas la montaña, nunca serás capaz de deleitarte con la vista. – Pablo Neruda.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Sé el primero en votar
Cargando…
Deja tu comentario