Cómo subir la autoestima baja con 20 hábitos

La autoestima baja es un problema que afecta a miles de personas en todo el planeta. Esto se debe, en parte, a los estereotipos y otros cánones de belleza que predominan en cualquier medio a día de hoy.

Podemos verlo en las películas, los anuncios de TV, las pasarelas de moda, las revistas, etc. De esta forma, es un problema creciente de nuestra sociedad contemporánea.


Sin embargo, subirse la estima es algo que está al alcance de muchos, aunque pueda resultar un camino difícil. Si quieres saber cómo subir la autoestima, continúa leyendo este artículo sobre 20 hábitos para aumentar la autoestima.

¿Qué es la autoestima?

Ante un problema de autoestima baja, lo mejor que podemos hacer es tener el deseo de revertir esto. Pero primero, para saber cómo mejorar la autoestima, tenemos que tener claro qué es la autoestima.

como subir la autoestima

Esta es una cuestión que gira directamente a la concepción que tenemos de nosotros mismos, al nivel de cariño, estima y consideración que una persona tiene de sí misma.

Sin embargo, no debemos confundir una autoestima alta con el egocentrismo o el narcisismo. Debemos tener claro que se trata de saber identificar nuestras ventajas, pero también nuestros inconvenientes, y amarnos con todos ellos, aceptarnos tal cual somos y saber valorarnos. De nada sirve que pensemos que tener defectos está mal, y tampoco nos ayudará en nada el hecho de desear ser los mejores en todo. Esto es lo que diferencia una persona con carácter narcisista de una personalidad con la estima propia alta. Este hecho también nos da pistas sobre qué es exactamente.

Es muy importante saber diferenciar esta cuestión para tener claro qué es la autoestima y para poder mejorar esta de forma efectiva. Una buena base de conocimientos son siempre la clave del éxito, y si tenemos unos fundamentos erróneos el desarrollo de la personalidad va a ser nefasto. Solo sabiendo qué es la autoestima con una correcta interpretación lograremos trabajar la autoestima de una manera eficaz y podremos ver los resultados.

La siguiente cuestión que sigue al hecho de conocer qué es la autoestima, es saber cómo aumentarla. Como hemos dicho antes, trabajar la autoestima es una tarea que se caracteriza por tener un grado de dificultad bastante elevado. Es decir, esto no es nada sencillo si la tenemos baja, y dependiendo del grado, la tarea se tornará más o menos difícil.


Sin embargo, tenemos que sacar la fuerza suficiente para trabajar la autoestima. Siempre hay que tener en cuenta que los resultados merecerán la pena, pues construyendo unos buenos esquemas mentales a base de hábitos conseguiremos que la percepción que tenemos de nosotros mismos cambie radicalmente y de manera perpetua. De esta forma, subirse la autoestima no es algo sencillo, pero sí algo que durará para siempre.

20 hábitos y ejercicios para subir la autoestima

Si tienes un problema de autoestima baja, saber cómo subir la autoestima es algo vital. Esto puede conseguirse gracias a una serie de hábitos y ejercicios. Estos son algo que puede ser difícil de encontrar por cuenta propia, pero una herramienta muy útil si sabes cuáles realizar y cómo hacerlo. Subirla realizando esos ejercicios de autoestima que mostraremos a continuación, sin duda, te ayudarán a mejorar considerablemente la percepción y la consideración que tienes sobre tu propio ser.

ejercicios para subirse la autoestima

Pero cuidado, como ya hemos dicho esta tarea puede ser muy complicada, algo que puede llevarnos a desear abandonar nuestro propósito. No debéis desanimaros, aunque la cuesta sea demasiado empinada, pensad que si lográis superar la dificultad que os plantean estos hábitos ya tendréis una buena razón para pensar que valéis mucho la pena como personas.

Deja de odiarte

Uno de los mejores ejercicios, es comprobar por ti mismo el nivel de baja autoestima que tienes. Esto puede comprobarse de una manera muy sencilla. De esta manera, para saber cómo subirla, coge un papel o una libreta y llévala siempre contigo. Apunta en ella las cosas malas que piensas de ti durante todo el día. Este es un ejercicio de autocrítica, puesto que tenemos que ser honestos con nosotros mismos y observar cuántas veces somos capaces de odiarnos en un solo día, con el fin de mejorar este aspecto.

No vuelvas a compararte con nadie

Este segundo ejercicio es muy similar al anterior, puesto que también tendremos que apuntar cosas en un papel o libreta para hacer un poco de autocrítica sobre nosotros. En este caso, deberás escribir con qué persona, sea de tu entorno o no, has decidido compararte hoy, y en qué aspectos te has comparado. Este ejercicio es bastante importante para saber cómo hacerlo, por lo que debes estar atento a cualquier pensamiento que se te pase por la cabeza y apuntarlo rápidamente.

Trata de no ser tan complaciente

El tercero de los ejercicios de autoestima contra también consiste en escribir en una libreta o en un papel que lleves contigo de manera diaria. En esta ocasión, lo que tendrás que apuntar es cuántas veces al día no has pensado en ti mismo. Muchas veces, el problema de la baja autoestima es que estamos demasiado pendientes de complacer a las personas que nos rodean o que tratamos de quedar bien con algunas de ellas. De esta manera, escribe en un papel cuál de estos casos se ha dado en tu día, cuántas veces ha sucedido, y por qué motivo has tratado de complacer a una persona o de no quedar mal con ella.

No solo tienes defectos

Una vez que seamos conscientes de cuántas veces somos capaces de insultarnos en un día, llega el cuarto de los ejercicios de autoestima, uno de los más complicados que podemos encontrar. Este ejercicio trata de comenzar a cambiar el modo que tenemos de concebirnos. Lo que debemos hacer es comenzar a emplear calificativos o adjetivos positivos sobre nosotros mismos.

Hemos apuntado en un papel los insultos que nos dedicamos, los pensamientos agradables que tenemos sobre nuestra propia persona, y lo mucho que odiamos todos y cada uno de nuestros defectos. Ahora, por mucho que cueste, debemos comenzar a usar adjetivos positivos que describan nuestros puntos fuertes. Empleando adjetivos positivos empezaremos a ser un poco más conscientes de que cómo subir la autoestima.

Piropéate

No solo debes preocuparte por los adjetivos positivos, debes ir un poco más lejos. Piropéate y si algo te sale bien, aprende a valorarlo. Ya sea que la comida te haya quedado excelente, ya sea que hoy te ves mucho más guapo, aprende a observarlo y a decírtelo a ti mismo.

Mírate en el espejo

Un ejercicio que resulta ser bastante positivo y eficaz para saber cómo subir la autoestima es el ejercicio de mirarse en el espejo. Este consiste en que te pares frente a un espejo y comiences a mirarte en él. Al cabo de un rato, debes empezar a hablar contigo mismo en un tono de elogio. Puedes comentar lo guapa o guapo que te ves hoy, que eres alguien divertido, alguien inteligente, etc. Ensalza todas tus virtudes mirándote directamente en el espejo.

Haz lo que te gusta

Aprende a identificar aquellas cosas que te gustan y que te hacen sentir cómodo. A simple vista puede parecer algo demasiado evidente, pero solo haciendo aquellas cosas que nos gustan podremos cambiar la dinámica relativa a nuestra baja autoestima. Piensa que ponerte esa camiseta que tanto te gusta puede hacer que afrontes el día de otra manera.

Te lo mereces

Ya no solo debes preocuparte en buscar aquellas cosas que te gusta hacer, sino que además debes en por qué vas a permitirte hacer algo que te gusta hacer. Piensa en todos aquellos motivos que hacen que tú te merezcas poder disfrutar de aquello que te apasiona en la vida, aunque eso que te apasione sean cosas pequeñas o mínimos detalles.

Establece unas metas

Uno de los ejercicios más positivos que existen para mejorar la autoestima es la autoimposición de unas metas determinadas. Debemos luchar por nuestros sueños, y si tenemos verdaderamente claro qué es lo que queremos hacer con nuestra vida, el hecho de poder lograrlo algún día nos llenará plenamente y nos hará sentir que merecemos la pena.

Recuerda qué te hace feliz

Trata de revivir recuerdos que te hagan sentir feliz. Este ejercicio consiste básicamente en traer al presente momentos pasados y esforzarte por volver a vivirlos con una intensidad parecida. Cuidado, esto solo debe hacerse respecto de aquellos recuerdos que sean alegres, no debes de hacerlo con recuerdos amargos. Estos últimos deberían ser retirados de tus pensamientos de inmediato.

Rechaza la negatividad

Durante este importante recorrido que estas realizando, puede ser que te vengan a la cabeza pensamientos negativos que te hagan recordar tu baja autoestima. Muchas de estos pueden estar limitando tu vida. De esta forma, para subirse la autoestima, ignóralos y sigue con tu vida de manera normal, el único límite eres tú mismo.

Enfrenta el miedo

Cuando se te plantee la situación de vivir nuevas experiencias, no te bloquees. Es normal sentir miedo ante aquello que desconocemos, pero vivir este tipo de situaciones puede resultar de lo más enriquecedor en cuanto a nuestro desarrollo personal.

Di que no

Vuelve a recordar todas aquellas situaciones en las que haces cosas que no deseas hacer simplemente para compensar a los demás. Ahora, mentalízate de que esto no tiene por qué ser siempre así. Decir ‘’no’’ es más importante de lo que piensas, puesto que estás colocándote a ti mismo en una posición más importante en tu vida. Aprende a usar esta palabra con más frecuencia.

Exterioriza tus sentimientos

Si eres una persona con una autoestima baja y además alguien introvertido, cambia esta dinámica. Aprende a exteriorizar aquello que estás sintiendo, tanto si es bueno como si es malo. Guardar lo que sentimos para nosotros mismos es algo que puede acabar agotándonos de manera interna.

Rodéate de amistades

Busca apoyo en tus amigos y en tus seres queridos. Tener una vida social enriquecida es más importante de lo que piensas a propósito de cómo subir la autoestima. Tener un soporte en alguien para esos momentos de debilidad es absolutamente fundamental para poder valorarte a ti mismo. Pero ten cuidado a la hora de encontrar a las personas con las que te rodeas, ya que estas deben ser personas sanas y positivas. Estar con gente tóxica puede arruinar todo tu trabajo.

No pretendas que todo sea perfecto

No te exijas a ti mismo más de lo que puedes dar. Debes aprender a aceptarte con tus cualidades y con tus imperfecciones, por lo que algo muy importante que debes hacer es dejar de pensar en que todo tiene que salirte perfecto. Pon toda tu dedicación y empeño en la tarea que estés desempeñando, y si finalmente no sale como esperabas, no te martirices. Tú has hecho, literalmente, todo lo que has podido hacer.

Cambia tu lenguaje corporal

Numerosos estudios demuestran que el lenguaje corporal puede incidir directamente en nuestra actitud. Exprésate y, sobre todo, sonríe. Ser una persona más expresiva hará que vayas librándote de la inseguridad que tanto te bloquea.

Mímate

Cuida tu aspecto exterior. En muchas ocasiones la baja autoestima comienza en el punto en que dejamos de preocuparnos por nuestra apariencia. No se trata de encajar en un estándar social, pero sí de cuidar de ti mismo. Aprende a mimarte, fíjate en cómo te gustaría verte y lucha por ello.

Evalúa tus problemas

Tras realizar estos ejercicios para saber cómo subir la autoestima, vuelve a pensar en todos aquellos problemas que tienes. Trata de valorar si es necesario darle la importancia tan grande que les estás dando, o si por el contrario son temas que no tienen tanta relevancia como pensabas.

Recuerda lo que has conseguido

Analiza tu progreso tras realizar los y piensa en qué podría hacer pasado si no los hubieras realizado. Este paso final es tremendamente importante para darte cuenta de los logros que eres capaz de conseguir como persona.

Frases para subir la autoestima

Algo que puede ayudarnos es valernos de una serie de frases para subir la autoestima. Estas pueden constituir un complemento importante a nuestros ejercicios. Ello se debe a que nos inspirarán a conseguir aquello que nos proponemos. Aquí te dejamos algunas frases que puedes tener en consideración.

Casi toda la gente es extraña. Debemos celebrar la individualidad y no tener vergüenza de ella – Johny Depp.

Nuestra mayor virtud no es no caer nunca, sino levantarnos cada vez que esto ocurre – Confucio.

Quererse uno mismo es el comienzo de un acontecimiento que persiste durante toda una vida – Oscar Wilde.

La autoestima no es un pecado tan grave como la desaprobación de uno mismo – William Shakespeare.

La autoestima no viene de lo que los demás piensan de ti, sino de lo que tú piensas de ti mismo – Gloria Gaynor.

Libros de autoestima

Inteligencia emocional, de Daniel Goleman

Inteligencia Emocional Daniel Goleman
Este libro nos habla de la gran importancia que tiene la inteligencia emocional en la vida de cada persona, y se ha convertido en todo un referente en cuanto a libros de autoestima. Habla de la procedencia de las emociones, cuáles son cada una de ellas.

Sin duda, es un libro que nos ayudará a comprender mejor el camino que debemos atravesar para mejorar nuestra autoestima.

Tus zonas erróneas, de Wayne Dyer

tus zonas erróneas wayne dyer

Sin duda, en cuanto a libros de autoestima, el gran rey es este. Gracias a él, podremos iniciar nuestro camino paso a paso, mientras aprendemos a amarnos a nosotros mismos, a no depender de las cosas que nos digan las personas, a deshacernos de emociones que no resultan útiles, y a romper con el pasado.

Gracias a este libro, podremos emprender el mejor de los caminos para mejorar nuestra autoestima, puesto que puede interpretarse como una guía para alcanzar este fin.

Viaje al optimismo, de Eduardo Punset

viaje al optimismo eduardo punset

Algo que resulta crucial es dejar a un lado los pensamientos negativos y llenar nuestro ser de todo aquello que podamos encontrar positivo y de provecho.

Con este libro de autoayuda, podremos aprender a gestionar nuestras emociones de una manera eficiente para conseguir todo aquello que queramos proponernos en nuestra vida, para poder lograr aquellas metas que deseemos.

El arte de no amargarse en la vida, de Rafael Santandreu

el-arte-de-no-amargarse-en-la-vida-rafael-santandreu

Este resulta ser también una alternativa excepcional para aprender el cómo subir la autoestima, ya que nos enseña a gestionar nuestros problemas y a dejar de quejarnos por cada pequeño inconveniente que va surgiendo en nuestra vida, pues ello conlleva a que acabemos paralizándonos y viviendo amargados.

Por tanto, este libro es un texto que muchas personas que sufren un problema de autoestima baja deberían leer, ya que se aprenden muchas cosas que serán útiles a lo largo de todo el camino que emprendemos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Sé el primero en votar
Cargando…
Deja tu comentario